CITAS DE ROLANDO TORO

En Biodanza no se pretende combatir la tristeza sino aumentar la alegría. No se aborda el miedo sino nuestro valor. No se provoca la ira sino la confianza y la dignidad que faciliten un comportamiento asertivo.

Nuestra clave está en la exaltación de la vida, la celebración, la alegría, la levedad, la frescura, la sensualidad... construyendo nuestra realidad y nuestro propio paraíso.

Biodanza trabaja con la parte sana de los participantes, con sus esbozos de creatividad, con sus restos de entusiasmo, con su oprimida necesidad de amor, con sus ocultas capacidades expresivas, con su sinceridad.

No nos alejaremos de nuestros objetivos, en la cúspide del siglo, la fuerza de nuestros abrazos construye una nueva civilización. Más alto y por encima de todo estaremos cuidando el “Tesoro de la vida”. (1992).

A través de Biodanza se experimenta la existencia como un prodigioso programa de amor y belleza

Nuestra finalidad es activar, a través  de la danza y ejercicios de comunicación en grupo, profundas vivencias armonizadoras.

Una epistemología basada en la vivencia puede conducir no sólo a un conocimiento esencial de la realidad, sino  también a la sabiduría, que consiste en la relación con el mundo, en la integración del ser con el cosmos. La Biodanza inaugura así una forma de acceso extremadamente profunda al conocimiento de sí y el mundo a través de la vivencia.